Facultades incorporan nuevos estándares de género a su quehacer

 Publicado en Destacados, Portada, U. de Chile,

Ambas unidades académicas han sido pioneras en el desarrollo de iniciativas con perspectivas de género. Ahora también son parte del proyecto de certificación en estándares de igualdad de género impulsado por la Universidad de Chile junto al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). En el marco de este proceso, serán las dos primeras facultades en certificarse bajo el Sello Genera Igualdad, junto a las vicerrectorías de nuestro plantel.

La Facultad de Ciencias Sociales (FACSO) posee una larga trayectoria de desarrollo de la perspectiva de género, con iniciativas tales como la creación de uno de los primeros centros de estudio; asignaturas electivas de pregrado en las carreras de Antropología, Psicología y Sociología, núcleos de investigación con académicas, estudiantes, egresadas, y una Oficina de Género.

Silvia Lamadrid, académica y directora de la Oficina de Género de FACSO, quien lidera el proceso del sello Genera Igualdad explica que “es una facultad con una trayectoria que tiene mucho que aportar a la Universidad, pero que tiene que revisar su malla, para ver cómo incorporamos esta nueva mirada que establece cambios enormes para el desarrollo de las ciencias sociales. Cambiar el eje de un sujeto masculino a un sujeto diverso va a abrir la mirada y debería impregnar a toda la Universidad”.

Junto a lo anterior, agrega que “somos todos hijos e hijas del patriarcado, actuamos patriarcalmente, y eso es algo que nos va a costar mucho tiempo superar, porque es un cambio cultural grande”.

Respecto a la formación, docencia y aprendizaje, la FACSO avanza en implementar el nuevo modelo educativo. Para ello, se modificará el Reglamento de Estudios de Pregrado incorporando la perspectiva de la igualdad de género y se creará y difundirá un Instructivo sobre lineamientos formativos.

Al mismo tiempo, se elabora un diagnóstico acerca de la incorporación de la perspectiva de género en los currículum de las cinco carreras de pregrado de la Facultad. Además, se sumará la perspectiva de género en la formación de educadores/es de párvulos. También se creó el curso Electivo Epistemología Feminista para estudiantes de los programas de Magíster y Doctorado, que comenzará a impartirse el 2022; y se desarrolla un módulo educativo de Género en la formación de ayudantes y tutores de las y los estudiantes.

La académica detalla que han sido avances relevantes. “La instalación del curso transversal de género es un primer logro. Todo nuestro alumnado de segundo año va a tener una formación básica en género. Por otro lado, también se está promoviendo la capacitación dentro del personal de la Facultad, porque muchas de las medidas que se van a implementar y van a implicar cambios dependen de que los funcionarios estén en buenas condiciones para ello. En el proceso del sello, hemos encontrado la mejor disposición para ello”, indica.

En la línea de investigación, educación y género, la FACSO está desarrollando el proyecto de investigación “Construyendo comunidades de aprendizaje en educación parvularia: aprendiendo y analizando nuestros sesgos de géneros a través de representaciones y prácticas”. Además, la Dirección Académica lidera un diagnóstico sobre las brechas de género en el desarrollo académico y barreras para la participación política de mujeres en cargos electos de la Facultad, entre otras iniciativas destacadas.

Ciencias Físicas y Matemáticas

En la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas (FCFM), al igual que ocurre en otros espacios de ciencia y tecnología, existen importantes brechas de representación de género. Siendo una comunidad de siete mil personas, la presencia de mujeres alcanza al 27 por ciento de la matrícula de pregrado (según datos de 2019), mientras que en el cuerpo académico de jornada completa hay un 18 por ciento de mujeres.

Ziomara Gerdtzer, directora de Diversidad y Género de esta unidad académica, sostiene que “ha sido una experiencia muy reveladora como comunidad, solo mirar nuestro quehacer ha significado un avance. Hemos identificado, por supuesto, desigualdades en términos de representación entre hombres y mujeres, pero también cómo replicamos desigualdades y poder cuestionarnos cómo nuestro quehacer puede hacer una diferencia. Un desafío en el que estamos trabajando es en hacer ingeniería y ciencia con perspectiva de género, la forma en que nos hacemos las preguntas, armamos equipos, evaluamos el impacto de las soluciones y cómo estas afectan de manera diferenciada”.

El proceso del sello Genera Igualdad “ha significado un compromiso transversal, desde el involucramiento que parte de las autoridades, del estamento académico, de las y los funcionarios, de estudiantes que han levantado los temas de género que le son importantes, y cómo esto es relevante en su proceso de aprendizaje y de los profesionales que queremos formar”, puntualiza la directora.

Respecto a los procesos de formación de ingeniería y ciencias, se incorporará una competencia genérica de igualdad de género y no discriminación, que impactará directamente en el sello profesional de la FCFM. En materia de investigación, se conforman núcleos de reflexión y una Mesa de Género para integrar la perspectiva de género en investigación en diversas disciplinas; así como el desarrollo de acciones para aumentar la presencia de mujeres especialmente en cargos de decisión y en posgrado.

Al igual que ocurre en FACSO, avanzan en un diagnóstico, en este caso, de buenas prácticas laborales con enfoque de género. Además, se realizan capacitaciones para que las unidades responsables actúen con rapidez, canalicen denuncias y brinden medidas de protección a las personas afectadas por situaciones de violencia de género y/o discriminación, entre otras iniciativas.

En relación a acciones afirmativas para promover la equidad de género en los programas de formación y divulgación científica para escolares, junto al Programa de Ingreso prioritario de mujeres a Ingeniería de la Universidad de Chile, a través de la Escuela de Verano, se impulsarán acciones para incentivar la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas en escolares, también con el objetivo de que más mujeres opten por las áreas STEM.

“La implementación del sello Genera Igualdad ha sido un proceso de la comunidad que nos va a permitir grandes avances y un cambio cultural efectivo que tendrá un impacto a largo plazo en nuestras disciplinas”, finaliza la directora de Diversidad y Género de FCFM.


Ana Maria Araneda, periodista DIGEN.

Start typing and press Enter to search