Investigación plantea que en el país cada 30 horas se depositan relaves equivalentes al cerro Santa Lucía

 Publicado en Destacados, U. de Chile,

El profesor Fernando Campos, académico del Departamento de Sociología de la U. de Chile, encargado de temas territoriales y uno de los involucrados en el estudio, explicó en qué consistió el análisis, y aseguró que es necesario «innovar a nivel de diseño, no solo qué hago con los relaves, sino que también cómo puedo diseñar desde un inicio relaves más seguros, con mejores estándares». Además, advirtió que «en Chile, cada 30 horas se produce en cantidad de relave en todo el país equivalente al cerro Santa Lucía».

En Chile, existen más de 700 depósitos de relaves. De esta cifra, 104 se encuentran activos, 463 están inactivos y 173 están abandonados. Además, nuestro país figura a nivel internacional como el tercero con más depósitos de relaves en el mundo, después de China y Estados Unidos.

El académico del Departamento de Sociología de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Chile, Fernando Campos, participó en una reciente investigación sobre este tema, junto a Iván Ojeda, Licenciado en Sociología de la U. de Chile y estudiante del Magíster en Ciencia Política de nuestro plantel; Paula Ponce, Licenciada en Sociología, y los sociólogos, Joao Guzmán y Joaquín Quiroz.

Es así como el académico explica que la investigación se realizó a partir de información que involucró toda la producción académica respecto a los relaves. Y que esto, por lo tanto, les permitió tener una visión panorámica de lo que se está hablando o discutiendo en el mundo respecto a este tipo de depósitos.

Ante esto, el académico Fernando Campos plantea que “es fundamental innovar a nivel de diseño, no solo preguntarme qué hago con los relaves que ya existen, sino que también cómo puedo diseñar desde un inicio relaves más seguros, con mejores estándares. Y el otro punto, que es central, es que hay que abandonar la idea de que el relave es una unidad aislada, eso no es cierto. Los relaves se concentran en el territorio y se generan agrupaciones de relaves en lugares específicos”.

Asimismo, Iván Ojeda, señaló a El Mostrador que «Chile es un país más extractivo que minero, porque un país minero es Australia, que construye infraestructura e institucionalidades lo suficientemente innovadoras para poder efectivamente estar abocadas a la minería. En Chile pasa todo lo contrario, solo sacamos, pero no tenemos ni la infraestructura, ni la institución. Entonces, es relevante porque tenemos una gran cantidad de depósitos que están, pero no sabemos su situación actual». 

Uno de los temas que abordaron durante el estudio tiene relación con las transformaciones institucionales vinculadas a los temas medioambientales en nuestro país. “Chile es un país que basa gran parte de su economía en actividades extractivas. Entonces, nos interesaba mucho contrastarlo con experiencias de otros países, como son las economías Europeas y los Estados Unidos, donde las transformaciones de la institucionalidad ambiental se dan en el contexto de una desindustrialización o de una industrialización selectiva, donde quedan las industrias menos contaminantes en el territorio nacional”, asegura Fernando Campos.

Sin embargo, dice que en Chile “toda esta estrategia de modernización tiene que ver con el aumento de actividad extractiva. Si uno mira, por ejemplo, en el tema minero hay un crecimiento en el sector y en el forestal también”.

Además, sostiene que comenzaron a indagar sobre “qué pasaba con los relaves mineros, qué estaba pasando con esta infraestructura que es súper relevante dentro del contexto nacional, pero que está un poco invisibilizada. En Chile, cada 30 horas se produce una cantidad de relave en todo el país equivalente al cerro Santa Lucia”, advierte.

El académico agrega que otro punto importante era ver que Chile, siendo el tercer país en el mundo con más depósitos de relave, cuenta con cerca de 170 relaves abandonados. «Es decir, donde no hay ningún titular de proyecto que se haga responsable de ello. Entonces, están en mano del estado de hacerse cargo de ellos”

A su vez, Iván Ojeda señaló que «Chile es un país minero, y no tiene solo que ver con lo productivo, sino también lo que significa en la historia, la composición de relaciones sociales y laborales en el norte, por ejemplo». Por otra parte, en una de sus indagatorias el estudiante concluye que la mayor concentración de relaves se encuentra en la Región de Coquimbo.


Maritza Tapia, periodista Prensa U. de Chile.

 

Start typing and press Enter to search