U. de Chile visibiliza el impacto de la pandemia en la creación del conocimiento

 Publicado en Destacados, U. de Chile,

«Trabajo remoto y brechas de género en contexto de emergencia sociosanitaria» es el nombre de la encuesta que impulsó la Unidad de Género de la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo (VID), durante septiembre de 2020. Con este catastro se busca generar evidencia sobre el impacto de la pandemia en la comunidad académico-científica y las diferencias del rol de las mujeres en la creación y transmisión del conocimiento.

De acuerdo al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), contar con un sello en igualdad de género produce un entorno de trabajo más justo, además de ser un instrumento poderoso para lograr resultados tangibles en la reducción de las brechas. Por ello, la Universidad de Chile suscribió un convenio en 2019 para certificarse en esta materia. Sin embargo, la emergencia sociosanitaria ha impactado a la comunidad universitaria, dando cuenta de las brechas del trabajo remoto entre hombres y mujeres.

A partir de este preocupante escenario y acogiendo los lineamientos estratégicos de la institución, la Unidad de Género de la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo (VIDGen) realizó la encuesta “Trabajo Remoto y brechas de género en contexto de emergencia sociosanitaria” en septiembre de 2020. El estudio contó con una participación de 645 personas, de las cuales 66,6 por ciento fueron mujeres, 32,4 por ciento fueron hombres y 1,1 por ciento se categorizó como personas disidentes.

La jefa de VIDGen, Catalina Lamatta, destacó la importancia de generar un estudio en el marco del trabajo remoto. “Este ha sido un régimen obligatorio para darle continuidad a los procesos internos de muchas instituciones, entre las cuales se encuentra la Universidad de Chile. Como unidad hemos levantado un diagnóstico en este nuevo escenario por el que atravesamos, ya que nos permitirá analizar y realizar cambios sustanciales en las formas en las que se produce y transfiere el conocimiento”, señaló.

Asimismo, el vicerrector de Investigación y Desarrollo, Flavio Salazar, considera fundamental implementar un cambio cultural que aborde las inequidades de género. “VIDGen nace a partir de una necesidad nacional por la generación de conocimiento de manera inclusiva. Su trabajo se ha enfocado en la implementación de diversas acciones en la materia, colaborando con otros organismos de la Universidad. De esta forma, la presente encuesta nos permitirá tomar medidas oportunas, sensibilizar y generar una transformación sustancial de acuerdo con el contexto actual del país”, comentó.

Vicerrectora de Asuntos Estudiantiles y Comunitarios, Sonia Pérez.

De forma pionera en el país, la Universidad de Chile ha apostado por avanzar en los procesos de cambios y generación de productos que permitan incorporar la perspectiva de género en la formación, investigación, creación, comunicación, participación, trabajo, corresponsabilidad e institucionalidad. Todos estos parámetros son parte de la Certificación en Igualdad de Género del PNUD, en la que se encuentra trabajando actualmente nuestro plantel.

La vicerrectora de Asuntos Estudiantiles y Comunitarios, Sonia Pérez, se refirió al trabajo impulsado por VIDGen. “Este diagnóstico forma parte de una labor sumamente importante para nuestra casa de estudios, pues nos permite vincular estos nuevos antecedentes con otros estudios realizados con anterioridad. De esta manera, se favorece el crecimiento institucional para proyectar la formación de toda la comunidad en temas de género y equidad. De alguna forma, no es casualidad que estemos hablando de estos temas cuando las vulnerabilidades se incrementan”, indicó.

Impacto de la pandemia y brechas de género en investigación

El Instituto Nacional de Estadística (INE) indica que, en un contexto de normalidad, las mujeres suelen destinar tres horas más que los hombres al conjunto de actividades de trabajo no remunerado. Esta situación puede evidenciarse en los datos entregados por la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID), ya que sólo 27 por ciento de los proyectos adjudicados a nivel nacional son liderados por mujeres.

Del mismo modo, la encuesta “Trabajo Remoto y brechas de género en contexto de emergencia sociosanitaria”, se enfocó en analizar con perspectiva de género el impacto de la pandemia por COVID-19; las labores remuneras y no remuneradas; la salud mental; el bienestar colectivo; y la capacidad de gestionar, crear y transferir conocimiento.

Entre los resultados, destaca que 81 por ciento de las mujeres indicó que, tras la crisis sanitaria, sus jornadas de trabajo se han visto incrementadas producto del trabajo no remunerado. En términos de productividad científica, se observó una disminución moderada en los productos escritos por investigadoras, llegando a generar un artículo o capítulo menos en comparación con el año 2019.

Para la académica coordinadora de la Cátedra Amanda Labarca, Roxana Pey, la pandemia ha evidenciado los problemas de género en todas las instituciones. “Como Universidad estamos presentando un contenido inédito a nivel nacional que, de alguna forma, da cuenta de nuestro compromiso con la comunidad institucional y la sociedad. Conocer estos resultados nos permitirá preocuparnos de cada uno de los estamentos, poniendo enfasis en la generación de conocimiento. De esta forma, podemos cambiar la realidad histórica que indica que las mujeres nos vemos tensionadas a una situación de estrés mayor a la que se enfrentan los hombres”, comentó.

Directora de Igualdad de Género (DIGEN), Carmen Andrade.

Respecto a las condiciones laborales, la encuesta VIDGen señaló que 40 por ciento de los encuestados han disminuido sus ingresos durante la crisis, además de no contar con un espacio adecuado para llevar a cabo sus funcionas de manera remota. En cuanto al factor humano, se concluyó que las personas distinguen un apoyo entre sus pares y compañeros, es decir, hay una percepción generalizada de la flexibilidad del trabajo ante asuntos domésticos. Asimismo, se indica que las jefaturas han podido adaptarse al nuevo contexto, estableciendo plazos de manera realista y planificada.

La directora de Igualdad de Género (DIGEN), Carmen Andrade, también se refirió a estos resultados. “Hoy nos enfrentamos a algunos hallazgos que nos obligan a repensar las causas estructurales de las brechas de género no sólo en la universidad, sino que en toda la sociedad. De aquí se derivan desafíos en el corto, mediano y largo plazo, que tienen que ver con la toma de medidas concretas en la implementación de políticas coherentes con nuestro rol como universidad pública y con pensamiento crítico”, agregó.

En función del escenario nacional, el pasado 17 de diciembre el Ministerio de Ciencias, Tecnología, Conocimiento e Innovación, junto al Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género, realizaron el lanzamiento de una consulta pública para de reducir brechas de género, que contó con la participación del Rector Ennio Vivaldi. La iniciativa busca promover la participación de las mujeres en la creación, transferencia, difusión y aplicación del conocimiento en Chile. De esta manera, se instala como una herramienta coherente con el trabajo desplegado por la Casa de Bello, pues se ha avanzado en la promoción de la igualdad de género en las actividades científicas, humanístico-social y tecnológicas, con un especial enfoque en la realidad laboral ante la crisis.


Comunicaciones VID

Start typing and press Enter to search