Variante Delta de COVID-19 afecta especialmente a población más joven

 Publicado en Destacados, Portada, U. de Chile,

Así lo advierte el Dr. Mario Chiong, académico de la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacéuticas de la Universidad de Chile, quien además indica que esta nueva variante -ya presente en nuestro país- es mucho más contagiosa y presenta una sintomatología distinta que la hace más difícil de detectar. 

La irrupción de la llamada variante Delta de COVID-19 en el mundo ha provocado incertidumbre y numerosas interrogantes, algunas de las cuales ya están siendo respondidas a la luz de datos provenientes de Europa. El Dr. Mario Chiong, profesor del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacéuticas de la Universidad de Chile, advierte que el monitoreo de esta nueva mutación en el Viejo Continente indica -entre otros aspectos- que el rango etario más afectado por esta variable “es población joven, más que personas de mayor edad como ocurría con las variantes más antiguas”.

Esta nueva mutación que está afectando a Europa, y que ya registra algunos casos en nuestro país, fue detectada inicialmente en India en octubre del 2020 y -hasta la fecha- más de 90 países han reportado su presencia. El PhD en Farmacología, académico de la U. de Chile e investigador del centro ACCDiS, plantea que “esta ha desplazado a otras variantes muy conocidas también por nosotros, que son las Alfa y Beta”, originadas en Inglaterra y Sudáfrica, respectivamente.

Una de las razones por las que esta variante ha generado alerta, detalla el profesor Chiong, se debe a su alta tasa de transmisibilidad, un 60 por ciento mayor en comparación con la inglesa, que ya era un 50 por ciento más infecciosa que la cepa originada en Wuhan, China. Esta preocupación estaría asociada a la liberación de normas de control y cuidado, como el uso de mascarillas y las cuarentenas, “primero por la alta tasa de infectividad que tiene y segundo porque se está propagando muy rápidamente”.

Más transmisible y menos detectable

El académico explicó, asimismo, que esta variante presenta una sintomatología distinta respecto a las otras y que “no es fácil de detectar”, lo que tiene relación con el tiempo que transcurrió antes de que se confirmara el primer caso. Especifica, por ejemplo, que junto con la fiebre, “que no es una de las características más frecuentes, (…) empiezan a aparecer otros síntomas como el dolor de garganta y el romadizo, que son más propios del virus común del resfrío”. Esta situación “va a complicar mucho la trazabilidad”, afirma.

Respecto a los cambios hechos por el Ministerio de Salud a la definición de “contacto estrecho” tras la llegada de esta variante al país, el profesor Chiong alertó sobre la facilidad que esta variante tiene para transmitirse por vía aérea. “Por ejemplo, si una persona está en un espacio cerrado con una persona infectada, pero se encuentra utilizando correctamente mascarilla (que cubra herméticamente boca, nariz y mentón), con la variante original se tenía una protección de 20 a 25 minutos. Con la variante inglesa, ese resguardo se reduce a entre 10 y 15 minutos. Y ahora, con la variante Delta, esta protección es de menos de tres minutos”, plantea.

Por esta razón, enfatiza en que “hay que extremar cuidados, especialmente considerando que esta variante tiene una alta tasa de transmisión vía aérea en comparación con las otras variantes”. Por lo tanto, hace un llamado a evitar reuniones en espacios cerrados con un gran número de personas, entornos que pueden ser considerados como un foco de contagio.

Vacunación y nuevas variantes

El Dr. Chiong asegura que “mientras no tengamos controlada la enfermedad y exista un alto número de gente infectándose, existe mayor probabilidad que aparezcan nuevas variantes que puedan propagarse dentro de la población”. En este sentido, indica que la vacunación es una de las maneras más eficaces de controlar la aparición de brotes masivos de COVID-19. “Esa es una de las razones de por qué un grupo importante de la población debe vacunarse, para disminuir la tasa de infección y -de esa manera reducir- la probabilidad de que aparezcan nuevas variantes que puedan, por ejemplo, ser resistentes a las vacunas”, expresa.

En cuanto a la eficacia de las vacunas, comenta que los grandes brotes de contagios que hubo en el país fueron a raíz de la llegada de la variante Gamma y que las tasas de mortalidad básicamente no cambiaron. Esto indica que la vacuna CoronaVac, del Laboratorio Sinovac, “protegió a la población de los casos graves de COVID aún con las dos variantes, Alfa y Gamma, dando casos positivos en el país”.

En relación a la variante Delta, el académico señala que en Europa, lugar donde están mayoritariamente vacunados con Pfizer, Moderna y AstraZeneca, el número de casos de COVID-19 con esta mutación ha ido en aumento, lo que revela que “la variante puede infectar a personas que están inoculadas con vacunas tipo Pfizer, Moderna o AstraZeneca”. Sin embargo, añadió que aún falta ver “si eso produce o no casos más graves de la enfermedad. Estamos recién recibiendo los datos de lo que está ocurriendo. Lo único que conocemos es que hay infecciones, no sabemos cuál es la gravedad, ni cuál es la tasa de propagación”.

Respecto a la vacuna del laboratorio Sinovac, comentó el caso de Indonesia, país donde se inmunizaron a todos los médicos con esta vacuna y en el que se han registrado casos con esta nueva variante. Los resultados preliminares “mostrarían lo mismo que ha ocurrido con otras variantes, que al menos no habría un aumento importante en los casos de muerte y enfermedades graves”. De esta forma, el académico recalca que “si bien es cierto que es una vacuna que no evita que la gente se enferme, previene que desarrollen enfermedad gravemente, que es un aspecto muy importante de la vacuna CoronaVac”.

Finalmente, el Doctor Mario Chiong, hizo un llamado a que la gente se vacune “porque estaríamos protegiendo a la población, a nuestras familias y a nosotros. Si confiamos en lo que está pasando en otros países que están usando CoronaVac y los datos son replicados en este país (…) nos daría una señal positiva de que esta vacuna pudiera prevenir el desarrollo de enfermedad grave, aun cuando uno se infecte con la variante Delta”.

Ver entrevista al Dr. Mario Chiong sobre variable DELTA.

Estudios de interés sobre variante Delta


Ruth Tapia y Sofía Esturillo
Facultad de Ciencias Químicas y Farmacéuticas
Universidad de Chile

Start typing and press Enter to search