Más de 26 mil personas participaron del curso de trazabilidad Covid-19 de la U. de Chile

 Publicado en Destacados, U. de Chile,

Durante el primer semestre de este año, la Dra. Soledad Martínez, académica de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, se contactó con la Universidad de John Hopkins de Estados Unidos para poder replicar el curso de trazabilidad y de apoyo a la detección y seguimiento de casos con coronavirus, el cual se posicionó como una herramienta de seguimiento epidemiológico clave para la estrategia de “Testeo-trazabilidad y aislamiento (TTA)”.

Cuando las autoridades sanitarias determinaron que la estrategia de contención a la pandemia denominada “Testeo-trazabilidad y aislamiento (TTA)” iba a estar a cargo de la Atención Primaria de Salud, la académica de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, Dra. Soledad Martínez, inició la búsqueda de voluntarios a participar en la adaptación del curso de seguimiento de casos y contactos Covid-19 elaborado originalmente por la Universidad de John Hopkins de Estados Unidos, que tuvo que ser subido a diferentes plataformas debido al alto alcance que tuvo desde su clase inaugural el 3 de junio hasta la actualidad.

Una de las principales características del programa es que es un curso de seguimiento epidemiológico más que de seguimiento clínico, ya que estaba enfocado en detectar los casos positivos de coronavirus y la búsqueda activa de sus contactos estrechos para aislarlos a tiempo. Por ello, este curso se constituyó para entregar las herramientas necesarias a las personas que están en la tarea de realizar la estrategia de TTA, en apoyo con los servicios de Atención Primaria.

Trabajo colaborativo

En la búsqueda de personas interesadas en colaborar, la Dra. Martínez se contactó con el Departamento de Atención Primaria y Salud Familiar de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, quienes decidieron sumarse de forma inmediata a la elaboración de los módulos y de videos explicativos que son parte del curso, como es el caso de la Dra. Alicia Arias-Schreiber.

“Hace unos meses, cuando recién se estaba trasladando las atribuciones de TTA a APS, la Dra. Martínez nos invitó a participar en este curso pensado en las personas que se iban a incorporar a esta tarea, tanto para profesionales, técnicos y también para aquellos con cuarto medio o público general que quisiera colaborar en realizar las acciones de trazabilidad de Covid-19”, explicó mencionó la Dra. Arias-Schreiber.

En la elaboración del curso participaron diversas instituciones como las Universidades de Chile, de Santiago, Católica de Chile, Mayor, de la Frontera, Católica del Norte, del Desarrollo y Andrés Bello, además de la Sociedad Chilena de Epidemiología, el Colegio Médico de Chile, la Municipalidad de Renca y el Ministerio de Salud. Para la Dra. Martínez, este esfuerzo significó que se pudiera realizar en tiempo récord para que estuviera disponible hacia la población interesada en participar.

El curso fue una adaptación del elaborado originalmente por la Universidad de John Hopkins de Estados Unidos.

“Fue algo muy entretenido porque lo hicimos muy rápido, entre muchos salubristas de diferentes universidades, que nos ofrecimos de manera gratuita para realizar las clases “, a las cuales ” se le agregó un módulo al final de la realidad chilena acerca de la trazabilidad”, indicó la Dra. Martínez.

Debido la alta convocatoria que tuvo el curso y para evitar un colapso en la plataforma, es que se decidió replicarlo en diversos sitios, entre los que se consideraron Coursera de la Universidad de Chile, la plataforma de cursos de la Escuela de Salud Pública, de la Universidad de la Frontera, de la U. Mayor y de la Universidad Católica del Norte y hasta la actualidad han participado en total más de 26 mil personas.

Una de ellas fue María Rojas, técnica paramédica y trabajadora del Centro de Salud Familiar “Cristo Vive” de Recoleta, quien debió reemplazar sus labores tradicionales en el área de atención a diabéticos por la realización de trazabilidad. En un principio, cuenta que se realizaron labores de seguimiento con los conocimientos de ser trabajadora de la salud, sin embargo, cuando se anunció en el Cesfam que se iba a realizar este curso, cuenta que se inscribió para poder entregar un mejor servicio a la comunidad.

“Nosotros en el Cesfam estábamos haciendo el seguimiento de los casos de Covid-19 desde fines de abril con aprendizaje y error. Nadie sabía muy bien cómo hacerlo, pero hacíamos lo que más podíamos. Este curso me entregó las herramientas y los contenidos para poder tener la información y entrégasela a los pacientes para poder orientarlos, hacer un trabajo con ellos. Yo llegué a tener 13 pacientes diarios a los que llamaba y les entregaba la contención y la orientación, entonces para mi fue muy importante”, relata la funcionaria de la salud.

Pensando en un eventual rebrote o segunda ola de casos, la académica de la Escuela de Salud Pública señaló que están planificando la realización de cursos similares, con la finalidad de capacitar a profesionales de la salud que estén por realizar estas labores más adelante.

Ante esto, como detalló la profesora Martínez, “en la ESP tenemos un curso de trazabilidad específico chileno y con contenido original que ya fue dado al Servicio de Salud Metropolitano Central”. Dicho programa está pensado para ofrecerse de manera abierta en espacios como Medichi, plataforma de la Facultad de Medicina.


Matías Marín, equipo de comunicaciones Departamento de Atención Primaria y Salud Familiar.

 

Start typing and press Enter to search